Todo lo que necesitas saber para mantener tus camisas blancas

mantener las camisas blancas

 

Las camisas blancas son una de las prendas favoritas en el armario de cualquier persona. No solamente combinan con cualquier outfit, sino que además van a darnos un toque de personalidad y elegancia imprescindibles para lucir en cualquier evento. Sin embargo, no siempre es fácil mantener su color blanco.

Consejos para mantener las camisas blancas

¿Qué consejos debemos seguir para mantener el color blanco de nuestras camisas durante el máximo tiempo posible?

Algunas manchas típicas, como las del desodorante, pueden arruinar este color. En otras ocasiones, los lavados continuados pueden volverlas amarillentas. ¿Qué debes hacer?

No mezclar colores en la lavadora

Es de suma relevancia separar la ropa de color de la ropa blanca en la lavadora. Muchas personas cometen el error de mezclar colores de tonos intermedios, como azules muy llamativos, con la ropa blanca. Este tipo de colores pueden manchar las prendas blancas, sobre todo, si se trata de prendas recientemente estrenadas.

Lavar a mano

Si no disponemos de suficiente ropa sucia de color blanco para rellenar la lavadora, también podemos optar por lavar la camisa a mano con un jabón delicado.

El lavado a mano resulta mucho menos abrasivo y, por supuesto, es más efectivo para perpetuar el color que utilizando la lavadora. En todo caso, cuando la prenda está muy manchada, lo recomendable es remojarla con agua caliente y después introducirla en la lavadora.

Prestar atención a la cantidad de detergente

Utilizar la cantidad adecuada es imprescindible para que las prendas no salgan pegajosas. En estos casos, la suciedad puede llegar a impregnarse aún más en las camisas blancas, apreciándose enseguida.

No podemos darte una medida exacta, ya que cada detergente es diferente y 1 cucharada de uno puede ser el equivalente a 3 de otro. Debes seguir las instrucciones del tuyo y adaptarlo según la intensidad de la mancha en tu camisa.

No utilizar cloro, ¡mejor limón!

Esta fruta puede ser idónea para lavar las camisas de colores claros, ya que contiene propiedades aclarantes. Para ello, podemos colocar en un calcetín medio limón picado en rodajas. A continuación, deberemos hacer un nudo en el calcetín para que las rodajas no se escapen y lo depositamos en la lavadora.

Otro truco muy utilizado es añadir media taza de bicarbonato de sodio a la lavadora para blanquear las prendas.

Así que como ya hemos introducido, el cloro no es el mejor aliado para las prendas blancas, como siempre se ha pensado. Al utilizarse con frecuencia, puede transformar el color de las prendas en un amarillo desgastado. Reservaremos el cloro para lavados muy puntuales.

Reutilizar las prendas

No hace falta que lavemos nuestra camisa cada vez que nos la pongamos, a menos que expida un extraño olor o hayamos sudado.

 

Aplicando estos consejos lograrás extremar el cuidado y mantener tus camisas blancas durante más tiempo. Está demostrado que el cuidado es imprescindible para mantener el color de las camisas, al igual que lo es saber escoger camisas de marcas de calidad.

 

 

Artículos Relacionados